lunes, 11 de septiembre de 2017

El valor de mi candidatura.

                Hola compañeros, ante todo disculparme porque tengo el blog "abandonado", este año mi producción on-line ha sido bastante baja. No tengo ninguna escusa, simplemente que el trabajo en el "mundo real" ha ocupado casi todo mi tiempo y por tanto he tenido que priorizar tareas. Pero ahora, comenzando septiembre, mi propósito volver a reencontrarme con ustedes e intentar aportar mi granito de arena, a quien lo quiera recoger y quien no lo necesite; mejor para él.


                Después de terminar mi último proyecto para el Ayuntamiento de Valencia estoy de nuevo en la carretera buscando posibles clientes. No somos desempleados, ni parados, ni buscadores de empleo:

                 Somos profesionales en busca de clientes que nos necesiten. -A ser posible que paguen... Además todo esto es palabrería, etiquetas inútiles, no les hagas caso y sigue trabajando.

                La semana pasada me inscribí en una oferta de Infojobs, como es habitual me fijé en el número de inscritos, sobre unos 250 profesionales. Tenemos un gran problema, tanto candidatos, como reclutadores. El valor de nuestro mensaje, de nuestra candidatura, en este momento es puramente estadístico: 1/250  Nuestro objetivo es que simplemente centren su atención en el mismo. No importa su contenido, al menos de momento, solamente importa la capacidad para atraer la atención del reclutador. Dependerá de cuantos currículums pueda "procesar" el reclutador. -Todos, imposible. Esto es lo que "intenta solucionar" una cuenta premium en Linkedin o pagar por posicionamiento en Google. Simplemente colocar tu candidatura o producto, en las primeras posiciones a cambio de cierto dinero. -¿Compensa pagar para estar ahí? ¿Es bueno para el servicio que ofrecen estas plataformas a los reclutadores, colocar candidatos en primeras posiciones a cambio de dinero?  En muchas ocasiones la rapidez en la candidatura es fundamental, el reclutador recibe la información en orden cronológico de inscripción, aunque en otras es al contrario como es el caso del correo electrónico.

                El valor de la candidatura en esta fase, depende de la masificación de postulantes en los diferentes canales de comunicación: empresa-candidato. Cuantas más personas postulan, más difícil va ha ser que reconozcan el valor de tu mensaje. -Pere, acabas de descubrir la rueda. Tal vez tengamos que volver a enviar nuestra auto-candidatura por correo postal, el menos masificado de todos. Esta intoxicación informativa es un verdadero problema para el reclutador, recurrir a canales abiertos a todo el mundo, como puede ser un portal de empleo, supone una inundación de información e imposibilita procesarla toda, por lo que cada vez es más importante realizar los procesos de selección y por tanto de candidatura en "petit comité", por canales de comunicación minoritarios, prácticamente de tú a tú. Es lo que está ocurriendo en la actualidad; las ofertas no salen al mercado.

                Así que para la mayoría de los reclutadores  va a ser muy importante realizar la búsqueda y selección de posibles candidatos, mucho antes de que se presente la necesidad de contratación. Conocer el conjunto de profesionales de tu sector, en tu zona, su reputación,  mantener el contacto con los mismos, tal vez colaborar en pequeños proyectos, etc. Para cuando llegue el momento de contratar a alguien, tengamos información fiable, de primera mano y la mayoría del trabajo de selección realizado.

                Cómo candidato sucede exactamente lo mismo, necesitamos realizar un trabajo constante previo a la candidatura, muy importante para dejar de ser uno más y pasar a ser Pere Orienta, con nombre y apellidos. Una profesional que siempre está ahí, para cuando lo necesites. Lograr traer a tu blog, a tu casa, a tu red, a tus empleadores-clientes, dónde hablar de tú a tú, sin tapujos, hasta que surja la ocasión de colaborar. También tienes que ir tú donde están tus clientes, al bar donde almuerzan, o participar en el blog corporativo. Si Mahoma no va a la montaña...

                Pero si ya nos encontramos en esta situación, compitiendo con 300 candidatos en infojobs. ¿Qué hago? Pincha aquí y mira lo que te propongo: Del portal de empleo a la mente del cliente.

                Bueno, os dejo, por esta semana y os deseo feliz vuelta del verano. Si os ha gustado, compartid. -El artículo, no el verano. Cualquier comentario será bienvenido, aquí en el blog o en las principales redes.


                Muchos retos y mucha suerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario